domingo, 11 de noviembre de 2012

No se puede creer en todo lo que se ve, ni en todo lo que se oye, ni en todo lo que se dice.



Eran tres monos, uno de ellos solo creía en lo que veía, otro en lo que decía y el otro en lo que oía. Un día en que discutían acaloradamente, pidieron a un sabio que les dijera cuál de ellos tenía razón.

El hombre sabio les escuchó pacientemente,  pero como creía que los sentidos son tan engañosos y que no encierran toda la verdad, decidió darles una lección para que dejaran de ser tan vanidosos.

El mono que solo creía en lo que oía, le dejo sordo. Hay momentos en que no es necesario oír, pero hay que observar y hablar.

El que solo creía en lo que se dice, le dejó mudo. No hay que tomar decisiones solo con lo que se dice, sino también, con lo que se vio y se oyó.

Y el mono que solo creía en lo que veía, le dejó ciego. No se necesita ver para poder entender lo que se nos dice.
 


Uno, no se puede fiar solo con lo que ve, dicen o escucha. La falta de información juega malas pasadas e intoxica la veracidad de los hechos.



No precipitarse, antes hay que buscar informaciónpreguntar ante la duda y posteriormente sacar conclusiones.

Los Tres monos sabios, tradicionalmente se ha entendido como «No ver el Mal, no escuchar el Mal y no decir el Mal»

 No escucho, no veo y no hablo para ser prudente en la vida. 


¿Qué opinas? ¿Piensas que es un buen consejo, acordarse de la estatua de los tres monos sabios, para actuar en ciertos momentos de la vida?

----------------------------------------------------------------


Mientras pensáis os contaré un poquito más, (información encontrada en internet para ampliar la historia de los tres monos sabios)


Los famosos Tres Monos Sabios japoneses se encuentran en el Templo Tôshôgû de Nikkô.

 
"Cuenta la leyenda que tres monos sabios, fueron enviados por los dioses como mensajeros, para delatar y castigar las malas acciones cometidas por los humanos"

Su origen lo atribuye la wikipedia a Denkyō Daishi entre los años 767-822.

  • Kikazaru, el mono sordo, era el encargado de utilizar el sentido de la vista para observar a quienes realizaban malas acciones y comunicárselo a Mizaru, mediante la voz.
  • Mizaru, era el mono ciego. No necesitaba su sentido de la vista, puesto que tan sólo se encargaba de transmitir al tercer mono, Iwazaru, los mensajes que le pasaba Kikazaru.
  • Iwazaru, el tercero de los tres monos, era el mono mudo. Iwazaru escuchaba los mensajes transmitidos por Mizaru para decidir la pena de los dioses que le caería al desafortunado humano que lo mereciese y observar que se cumpliese.


Cierta información se ha sacado de:
 http://unajaponesaenjapon.com/?p=18660
 http://es.wikipedia.org/wiki/Los_tres_monos_sabios
 http://www.peorparaelsol.com/2012/10/09/los-tres-monos-sabios/