martes, 6 de noviembre de 2012

El Arte de Observar lo Obvio



Perdemos una vida entera pasando de largo, siempre rápido y sin mirar lo que nos rodea.  

 




La vida es tan bella que es un desperdicio no parar un minuto para admirarla, olerla, escucharla, tocarla y degustarla. 

Hagamos un pacto, dime que empezarás a mover el cuello de un lado para el otro, que abrirás bien los ojos, y que estarás abierto a recibir todos los estímulos que te pueda ofrecer el mundo que te rodea. ¿Estás preparado? Recuerda que es un pacto, ¿lo prometes? 





No olvido las promesas...  

Te estaré vigilando...



espero ver resultados. :-))