domingo, 30 de junio de 2013

La experiencia es un "GRADO" #noquieroserportadaLS

La experiencia también es un "Grado" 

Vamos a contar cuatro historias, la del trabajador que decide ser desempleado para emprender, la del buscador activo de trabajo que busca su oportunidad, y la de nuestro padrino, esta vez Guillem Recolons. Diferentes historias, pero con un factor común ¿Sabes cuál es?

¿Se puede hacer carrera sin pasar por la universidad?

Inicié mi carrera profesional muy joven. Mi primera nómina, un contrato de prácticas como asistente creativo en la agencia de publicidad Tiempo BBDO, está fechada en enero de 1979. Yo tenía 16 años y estudiaba por las noches. Ahí entendí que el entorno de la comunicación, la creatividad, la publicidad y toda la locura que conllevan se convertirían en mi profesión, en mi pasión.

Y así fue. Pasé 11 años por J. Walter Thompson, luego por Bassat & Ogilvy y luego por Saatchi & Saatchi. En total, unos 20 años en el entorno de la agencia de publicidad internacional, trabajando para anunciantes de gran presupuesto y para marcas globales. Tras esos 20 años quise probar el sabor de formar parte del accionariado de una empresa, así que acepté la oferta para dirigir la agencia barcelonesa Altraforma. Corría el año 1998 y la experiencia no pudo empezar mejor.

¿Qué pasó con mi carrera universitaria?

No le di prioridad. A los 18 había terminado el COU y obtuve una nota excelente en el examen de selectividad. Podía elegir. Y como ya trabajaba en publicidad, decidí –equivocadamente- matricularme en Ciencias Económicas. Una decisión errónea para alguien de letras y artes.

En efecto, empecé Económicas, pero no acabé nunca, me aburría demasiado. Aproveché la coyuntura para cursar un máster en marketing, dos años en sesión nocturna muy productivos. A los 18, además entre en una nueva agencia de publicidad, y a los 20 supe que no haría el servicio militar.

Volviendo al tema, en Altraforma me sentía a gusto, trabaja con la misma intensidad o más, fines de semana, algunas noches. Pero trabaja “para mi”. Un cachito del resultado (si no recuerdo mal un 15%) era mio. En 2000 y 2001 conseguimos colocar a la agencia en lugares de ranking reservados a grupos muy grandes. Éramos un bombón. Recibimos muchas ofertas de compra de grupos multinacionales. Las circunstancias hicieron que no se aceptara ninguna de esas ofertas (craso error) y que en 2003 se avistaran signos de desaceleración. Algún cliente perdido, algún despido inoportuno, cosas que pasan en las mejores familias y que se suelen superar.

El cambio

Pero sucedió algo que marcaría mi vida para siempre. Sin saberlo, me instalé en la “zona de confort“, en esa zona cerebral que impide ver la necesidad de cambiar la manera de hacer las cosas. Es posible que alguna circunstancia adversa en mi entorno familiar influyera en mi estado de ánimo, pero fuera como fuere en septiembre de 2004 llegué a un acuerdo de salida con el socio mayoritario de la agencia. Eufemismos al margen, me despidieron de la compañía. Hablemos claro, por favor. Vendí mis acciones y me fui en diciembre de ese mismo año, tras una fiesta de Navidad que se convirtió en mi funeral publicitario.

En enero de 2005, y gracias a algún anunciante que no se quería desprender de mi, inicié mi propio negocio, Lateral Consulting. Lo de lateral venía por la influencia positiva de Edward de Bono y su “Lateral thinking”, un libro que se debería leer a los bebés en la cuna.

Ahí descubrí que se podía trabajar como un burro y ser feliz. Las presiones eran mis presiones, nadie me ponía metas, me las ponía yo solo. Sin  saberlo, ideé mi propio personal branding plan. En 2007 acepté una oferta para gestionar en España el negocio de TVLowCost, una joven agencia francesa que rompió moldes y abrió en dos años filiales por todo el mundo desafiando con su filosofía a las grandes multinacionales. El invento no funcionó aquí, lo que me dio nuevos parámetros para saber lo que no hay que hacer, pero afortunadamente mi negocio con Lateral Consulting funcionaba bien.

En 2007, desde Lateral, empecé a trabajar en proyectos de estrategia y comunicación orientados a personas, a profesionales. Políticos, emprendedores, personas que habían sufrido un despido… Aun no lo sabía, pero mi buena amiga Linda Reichard un día me dijo que lo que yo hacía se llama “personal branding“.

A principios de 2010, de la mano del que luego sería mi actual socio, Jordi Collell, asistimos a una jornada en Madrid sobre marca personal capitaneada por el sherpa Andrés Pérez Ortega, y en octubre de ese mismo año abríamos SOYMIMARCA.

El Col·legi de Publicitaris de Catalunya me admitió como colegiado en 1998 y me envió el diploma de “Publicitario” en 2006, tras 30 años ininterrumpidos de carrera en publicidad.

¿Se puede sobrevivir sin carrera universitaria?

Por supuesto. Mis claves fueron estas:

  • La felicidad existe. Solo hay que ir a buscarla. Y eso se consigue superando miedos.
  • Arriesgar es clave. Si no arriesgas puedes vivir razonablemente bien con un sueldo digno, pero será difícil que vayas a trabajar con el grado de motivación adecuado.
  • Se puede vivir con  menos. Muchas personas se cierran en banda a emprender por miedo a no llegar a los niveles de retribución  que tenían trabajando como empleadas.
  • Think big. Piensa en grande. Si tienes una buena idea, ponle recursos, no seas tacaño. No hay idea que prospere sin una inversión decente.
  • Rodéate de los mejores. Hasta ahí el tópico. Pero quiero decir rodéate de las mejores personas, de gente a la que puedas confiar las llaves de tu vida. Despréndete rápidamente de quien no comparta tu grado de entusiasmo por el proyecto, se convertirá en un agente tóxico.
  •  Hazte un plan. Tu plan. Sigue un guión. Y ves adaptándolo según las circunstancias. No te cierres a cambios de rumbo, pero mantén el destino. Y recuerda, como dijo el poeta griego Constantino Kavafis, que lo importante no es solo llegar al destino, sino aprender del viaje sin forzar la travesía.


Hace poco leí un artículo que me llamo mucho la atención por el título "He despedido a mis jefes." Esther Roche entraba a formar parte de esos más de seis millones de personas, con una mano delante y otra detrás, dejó su puesto de trabajo para apostar por ella misma y por su vocación real, el coaching.

Del trabajo al desempleo y del desempleo a emprender:

“Carreritis”: inflamación del ego.

En mi humilde opinión, lo de las carreras, en España, es una obsesión. Y no viene de ahora, viene de hace 50 años. La obsesión de todo padre desde los años 60 fue que sus hijos fuesen a la universidad, como si eso fuese a convertirles en mejores personas. Solo puedo hablar desde mi perspectiva personal, formada de mi propia experiencia y opiniones al respecto. Es un tema que me interesa mucho porque pienso que ha hecho mucho daño.

Pues sí, España sufre de “carreritis”. Hay personas que incluso se medio avergüenzan de decir que no tienen una carrera y otras que la tienen y se vanaglorian a sí mismas por el hecho de tenerla, aunque su puesto de trabajo no tenga nada que ver. Pues a mí me parece que una persona que tenga la carrera de derecho y trabaje de auxiliar administrativo ha perdido un tiempo valiosísimo de su vida. ¿Para qué la estudiaste? ¿Cuál era el fin? Por lo general no reconocen que la finalidad era simplemente “tener una carrera y satisfacer el deseo de sus padres”, pero en gran parte es así.

Cuando empecé a trabajar en American Express hace 24 años, estaba rodeada de compañeros licenciados: una antropóloga, una maestra, una licenciada en filosofía, otro en psicología, un geólogo, un historiador, un matemático, una filóloga, una licenciada en derecho, dos biólogos, una que dejó a mitad periodismo y yo. Cuando me preguntaban: “Y tú Esther, ¿qué carrera tienes?”, un poco avergonzada entre tanto erudito, contestaba: “Yo sólo sé inglés. Sólo hice hasta C.O.U. …”.

De todos estos, sólo uno de ellos ejerció después, el geólogo. La que nunca terminó periodismo es ahora Business Analyst Manager en Amex Inglaterra y la licenciada en derecho nunca ejerció tampoco pero fue mucho más activa laboralmente y hoy día es directora de departamento en una multinacional. Al historiador le perdí la pista. Todos los demás, siguieron, literalmente, durante 20 años en el mismo puesto, hasta que hace tres años hubo un E.R.E. en American Express y fueron todos menos una (la antropóloga, que habría sido muy buena antropóloga, por cierto), a la calle. Imaginaos el cuadro. Sigo en contacto con la mayoría de ellos y siguen en paro porque buscan un trabajo que se adapte a ellos, que ya están muy mayores para cambiar”.

La historia se repite con mucha gente que he conocido a través de los años en España. Sin embargo, durante los 10 años que viví en Inglaterra ni uno sólo de mis compañeros tenía carrera universitaria, (bueno sí, varios, pero es que… ¡eran españoles! Una arquitecta que trabajaba en el departamento de servicio a clientes y ahora es Jefa de Proyectos, otra que dejó a medias periodismo y ciencias sociales pero que finalmente encontró su vocación y ahora es más feliz que una perdiz viviendo en San Miguel de Allende, México, trabajando en su vocación, la ayuda a los demás…) Como decía, mientras viví en Inglaterra, ni uno solo de mis compañeros ingleses, alemanes, franceses, holandeses, suecos, daneses, finlandeses y noruegos tenía lo que en España denominamos una carrera, pero todos tenían una vocación: fotógrafos, restauradores, diseñadores, publicistas, emprendedores, policías, informáticos, cocineros, maestros… Yo veía como al cabo de uno o dos años, todos desaparecían… iban a seguir persiguiendo su sueño o su vocación desde más cerca: un trabajo más relacionado, una beca, cursos de formación, etc. También he seguido su trayectoria y me doy cuenta de que la mayoría está haciendo lo que de verdad querían hacer desde siempre: se han convertido en quienes querían ser.

En España la obsesión de tener una carrera, (si son dos, mejor) viene de lejos. Da igual la que sea y da igual si después terminas trabajando en una empresa de telefonista. El caso es que siempre podrás decir con orgullo que te sacaste una carrera. Conozco ingenieros que aborrecen su trabajo pero no lo reconocen y lo importante es la pasta que ganan. Conozco periodistas, licenciadas en derecho y en psicología que trabajan de auxiliar administrativo. Conozco personas con verdadera vocación que siguen trabajando o buscando trabajo de contable o de telefonista o de administrativo. Conozco gente cuya ilusión y pasión es emprender una empresa de formación porque desean aportar algo a las personas, pero se están sacando una carrera de Administración y Dirección de Empresas porque, supuestamente, tiene salida. Conozco gente que NO estudió psicología porque NO tenía salida, pese a que esa era su vocación. Conozco a gente que trabaja en Recursos Humanos que de humanos tienen poco y de recursos, menos. Conozco a gente cuya vocación era el derecho, pero como no le dio la nota, hizo ciencias políticas, ahora una de éstas es azafata de tierra. Conozco gente que hizo empresariales, ingeniería, teleco, porque era lo que tenía salida. Conozco incluso un médico que es humorista y presentador de televisión. Afortunadamente conozco también a celadores y enfermeras que aman su profesión. Conozco camareros y emprendedores que se levantan por las mañanas con la ilusión de todos los días, ir a trabajar. Conozco médicos que el día que no trabajan, se sienten vacíos y abogados que adoran su profesión. Voluntarios, informáticos, diseñadores, costureras, compositores, panaderos, coaches, formadores, escritores, electricistas, editores, reposteras, músicos, arquitectos, interioristas, matemáticos, periodistas, programadores, cineastas, maestros, pintores, cantantes que se volverían locos si no pudiesen ejercer su profesión porque la aman.

No se nos educa para hacer lo que nos apasiona. Se nos educa para conseguir un trabajo y una nómina, porque la cosa está muy mal. Menos mal que sí hay mucha, mucha gente que no se deja cegar y mantiene su sueño o su pasión sin tirar la toalla, deslumbrados por la seguridad y estabilidad de una nómina, por el dinero y los valores materiales o por alguna falsa creencia de que son mejores que otros porque tienen estudios.

Muchos de esos, hoy, desgraciadamente, han sido privados de esa seguridad y esa nómina porque ya no tienen un trabajo; pero eso no es lo peor. Lo peor es que, durante años, desempeñaron y se conformaron con un trabajo que solamente les aportaba un nivel de vida equis, que en realidad no tenía nada que ver con sus capacidades y habilidades, con su pasión o su vocación; lo peor es que se han privado a sí mismos de la oportunidad de desarrollarse porque creían que ya tenían el puesto asegurado, la vida solucionada; lo peor es que ya no tienen ganas de reinventarse.


“Aunque afirmamos contar con una educación democrática, la realidad es muy diferente: tenemos un modelo educativo diseñado fundamentalmente para devaluar la dimensión intelectual de la enseñanza. El objetivo principal es continuar discapacitando de forma que [estudiantes y maestros] caminen irreflexivamente […] El sistema educativo no fomenta el pensamiento crítico e independiente, al contrario, […] impide el desarrollo de la clase de razonamiento con la cual se puede ‘leer el mundo’ críticamente”. La (des)educación, Noam Chomsky. 

 

Nos educan para ser súbditos obedientes, todos tenemos la posibilidad de encontrar el trabajo de nuestros sueños, todo se encuentra en nuestra mente. Puedes escucharlo en el podcasts siguiente.



En busca de su oportunidad:

Mi nombre es Carmen M ª Plasencia González, pero sólo es a efectos de documentos oficiales porque he crecido con el “alias” Mirka Plasencia González y con el que pienso seguir con él y crear mi marca personal.  Soy de la generación del EGB / BUP / COU, lo que actualmente es la ESO, Primaria, Secundaría pero en definitiva lo mismo, fuimos al colegio para aprender y perfeccionar la educación que recibimos de nuestros padres, no?

De Orense, la tierra de la chispa,  por lo de los tradicionales afiladores y algo de eso debo llevar en los genes porque tengo energía para aguantar todo lo que me echen encima y aunque me considero muy española, las raíces orensanas las llevo siempre a donde voy y más bien soy ciudadana del mundo pues me adapto fácilmente a las situaciones de cambios que se me produzcan.

De Orense a La Coruña donde he pasado la mayoría de mi vida.  Mi educación transcurre desde el Sant Yago, aquel mini cole, pasando por la Compañía de María donde he cursado los estudios de EGB y BUP y finalmente el COU en el Instituto de Bachillerato Eusebio Da Guarda. Igual que digo que soy de la generación de EGB… soy también de aquellos que jugaban en la calle a la vuelta del cole antes de ponernos hacer las tareas, y soy también una apasionada el deporte, crecí jugando al baloncesto y mis ídolos los míticos del Corbalán, Llorente, Biriukov, Petrovic… etc que grandes momentos  !!! al igual que el baloncesto  también había ido a clases de tenis y natación, todo lo que tenga relación con el agua me fascina.

Acabado el Cou y la Selectividad , enseguida vuelta a Orense para hacer tres años intensivos y productivos  de preparación de Oposiciones a la Administración Pública habiendo aprobado tres oposiciones sin plaza (o lo que es lo mismo suspensa ) cosas que pasan y que tienen poco sentido, verdad ??? . Finalizado este período, de vuelta a La Coruña y cursar cursos varios de idiomas, mecanografía y compaginar todo ello con hacer encuestas durante dos años, mi primer trabajo remunerado aunque se cobraba a trabajo realizado y no mes a mes.

De las encuestas a trabajar en un negocio familiar, M & N – textil moda mujer,  durante 12 años, que llegó a ser de los más importantes de La Coruña a nivel pyme hasta que su dueño ha decidido jubilarse porque cumplía la edad y ya era hora de descansar por su parte.  Confieso que es en este negocio donde se ha desencadenado mi pasión por las PERSONAS  y la COMUNICACIÓN, y desarrollar la actividad comercial de forma satisfactoria donde no tenía horario, lo que me preocupada era que el pequeño negocio y los clientes que por allí pasaron vinieran y volvieran siempre, y compaginando las horas de trabajo con los cursos de formación a los que me anotaba para seguir aprendiendo y mejorando y que sigo haciendo porque es otra de mis pasiones.

Acabada la etapa en M & N en agosto del 2011 decidí emprender un cambio profesional necesario motivada por trabajar en equipo en grandes organizaciones para llegar más lejos y aprovechando mi experiencia comercial, mi flexibilidad al cambio,  mis ganas y mi ilusión por seguir aprendiendo de todos y de los mejores.  Fruto de ese cambio ha llegado la oportunidad de trabajar en bimba&lola  desde Enero 2012 hasta Abril 2012 para campaña de Rebajas y presentación de nueva colección,  seguidamente llegó otra oportunidad en Roberto Verino Difusión para sustituír unas baja maternal y unas vacaciones,  ambas enriquecedoras y productivas y a las que estoy muy agradecida por conocer nuevas formas de trabajar y de las quede todas se aprende.

Y finalmente desde octubre que finalicé contrato con Roberto Verino, llevo ya casi 8 meses sin trabajo remunerado,  es decir que vuelvo a ser un detallista profesional de la venta sin clientes y como mi carácter sigue siendo el mismo : activo, proactivo, enérgico, deportista, flexible y profesional sigo anotándome a todo lo que puedo que me aporte a mi carrera y a mi persona conociendo gente extraordinaria haciendo que sucedan las oportunidades  para seguir mejorando y hacer del mundo en que vivimos mejor. Prueba de todo ello es, que he estado participando en la organización de www.iweekend.org/galicia  y que en mi blog: http://carplagon2009.wordpress.com  podéis saber de qué se trata.

Como PERSONA 2.0 adaptada totalmente a las nuevas tecnologías podéis seguirme también en LinkedIn, Twiter y en Facebook.
Sin más, gracias!!!

Y no nos olvidemos los que estudian una profesión por F.P.

Maitane Delgado


Terminé mis estudios de Secretariado en el 2009. Desde entonces sobrevivo como se puede o mejor dicho como me dejan, con empleos temporales y ahorrando para cuando vuelva a estar desempleada.

Desde abril del año pasado llevo con un blog. Y eso me hace seguir motivada para seguir buscando empleo relacionado con mis estudios.


El blog es NO TE PARES S.A.


Correo electrónico blog: elblognotepares@gmail.com
Twitter: @Notepares_

Su vídeo presentación:



¿Tienen Talento?

Coraje, valor y búsqueda de alternativas. Muchas gracias Guillem, Esther, Mirka y Maitane por vuestra valiosa aportación.


Gracias a todos los profesionales que habéis participado en nuestros post.

http://noquieroserpls.blogspot.com.es/
Nos habéis ayudado a dar visibilidad a todos ellos.

http://noquieroserpls.blogspot.com.es/


Gracias equipo, Julio, Emma, Sara y Miguel Ángel, sin vosotros, sin vuestro esfuerzo, trabajo y dedicación "no quiero ser portada de los lunes al sol" no seria posible.




¿Os gustaría colaborar?


Nuestro próximo padrino 

Antonio Fernández @aflabor

En el blog de Sara Azogue @Saraazg

y buscan candidatos2.0

Podrías ser Tú ;-)