sábado, 1 de diciembre de 2012

Si imaginas el fracaso, fracasarás.



Si piensas en el éxito pero imaginas el fracaso, fracasarás.

 

 

El éxito se da cuando nuestra vibración personal o colectiva se hace eco de la vibración del resultado deseado.
Hay un libro que leí hace tiempo, "Las 36 espirituales leyes de la vida", Diana Cooper, en el que pude subrayar dos de ellas para este blog:

"Ley de atención. Ten claro lo que quieres, ten la confianza y la determinación necesarias y entonces avanza con constancia hacia esa visión". El éxito llega cuando crees en ti mismo.

"Ley del fluir. Una rueda no puede girar si está oxidada. Primero hay que limpiar la herrumbre antes de que el vehículo pueda avanzar". Suelta lo viejo y mantén una actitud positiva sobre el lugar en el que quieres estar.

-------------------------------------------------------------------

Maestro, por favor, ayúdame a liberarme.

¡Oh, querido mío! ¿Y quién te ata sino tu mente?

-------------------------------------------------------------------

No sabotear tu propio camino, en vez de poner trabas y piedras, retíralas. 

“Puedo confiar en la gente, me merezco triunfar, me merezco tener cosas buenas, puedo responsabilizarme de cualquier tema...”


Una actitud principal que se debe tener en cuenta cuando se logra el éxito, no a todo el mundo le suele venir en gracia tu nueva posición, es, no darle valor a los comentarios que van con malicia.

_____________________________________________________________

Un periodista acudió a entrevistar a un maestro realizado. Le preguntó:
-Antes de liberarse, ¿se deprimía usted?
El mentor apaciblemente, repuso:
-Sí, a veces, como todo el mundo.
El periodista preguntó entonces:
-Y ahora, después de realizarse, ¿se deprime?
El hombre contestó:
-Sí, a veces, como todo el mundo…, pero ya no me importa.
_____________________________________________________________
El libro de la serenidad, Ramiro A. Calle


Cuando se está en un punto de mira superior al resto, ya sea como supervisor, coordinador, jefe, líder, vas a estar en medio de muchas críticas, no todo el mundo va a estar de acuerdo, ni apoyará tú decisión, e incluso sin decir nada generarás muchas envidias, no se puede hacer felices a todos. Cuando llega ese momento, que sus críticas no te importen mucho más de lo que debería importarte.


Siéntete libre de críticas, de prejuicios, de negatividad, de comportamientos tóxicos...

"No hay otra felicidad que la paz interior" Buda.