jueves, 13 de diciembre de 2012

Smile



En este mes de diciembre, más que nunca he querido aportar mi granito de arena a “sonreír”, y este año se lo dedico al barrio, en el cual llevo viviendo año y medio, de Hortaleza, (Madrid). A su gente y a sus comercios, en especial al Bar Luismi y a su propietario Luis.


Ayer por la noche estuve con él, le enseñé todas las plantillas que había hecho, para saber que le parecía y cómo y dónde podíamos colocarlas. Le gustó mucho y le hice sonreír.

El viernes 14 serán colocadas.
"El tabernero Mr. Luis en, salvemos la Navidad en Hortaleza"
El motivo, ver a todos reunidos en Navidad no tiene precio.


Lo mejor, el comercio de tu barrio, no les olvidemos, por el trato, familiaridad, y por el tiempo que llevan sirviendo a generaciones. Son sitios pequeños, sin grandes lujos pero donde la calidad humana no tiene precio.


Este año sí, todos estamos mal, algunos más que otros, pero olvidamos lo más importante y es, que la amistad no se compra con dinero. Compartir, reír, abrazar, amar, son aptitudes y actitudes de los seres humanos, se puede hacer feliz a las personas con muy poco, pero hay que hacerlo, y últimamente lo estamos dejando en el olvido.

No es la primera vez que hago algo parecido, me encanta sorprender a las personas, me encanta el sonido de la risa (posiblemente por lo llorona que fui de niña), y mientras que pueda y no maten mis ilusiones (que no lo permitiré) seguiré intentando sacar sonrisas, así que... (Perdón por la  expresión, pero el posit se lo puse a mis compañeros en un día duro de trabajo cara al cliente).















"Whatever happens, just keep smiling"


"Mirada de cerca, la vida parece una tragedia; vista de lejos, parece una comedia. Nunca te olvides de sonreír, porque el día en que no sonrías será un día perdido. La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive cada momento, antes de que baje el telón y la obra termine sin aplausos. Hay que tener fe en uno mismo. Aún cuando estaba en el orfanato o recorría las calles buscando qué comer, me consideraba el actor más grande del mundo. La vida es maravillosa...si no se le tiene miedo. Sin haber conocido la miseria, es imposible valorar el lujo. Más que maquinaria necesitamos humanidad, y más que inteligencia, amabilidad y cortesía. Fui perseguido y desterrado, pero mi único credo político siempre fue la libertad."
Charles Chaplin
¿Qué me dicen de las letras de Charles Chaplin? ¿preciosas, verdad?

A partir del viernes 14, el collage estará en Bar Luismi, calle Mota del Cuervo, 72, Madrid
Sé que no es gran cosa, pero lo que se consigue es muy grande :-)
 Smile