viernes, 4 de octubre de 2013

"La vida es bella" porque ¿la camuflamos?



Cada día me sorprenden más las historias que se esconden detrás de una sonrisa. Personas que vemos en su vida diaria, que las conocemos un momento y nos trasmiten paz y alegría. Que piensas que se encuentran bien, sin agobios, sin ansiedades y de repente me pega un vuelco al corazón cuando escucho su historia, cómo lo están viviendo, qué sienten y qué les ocurre. 

Cuesta tanto pedir auxilio, ayuda… que vivimos en nuestros pensamientos pensando que el otro está bien, observo mucho, pero reconozco que se me están escapando muchas cosas, muchos detalles para detectar “uy, esta persona no está bien.”

Siempre se dice que hables, te comuniques, informes a tu entorno si necesitas algo, eso ayudará al resto a entender el por qué tus cambios de comportamiento, el por qué se te ve más alejad@, más ausente, más en tu mundo… pero todos, incluida yo, decimos lo mismo: no es fácil expresar, prefiero ayudar y que me vean bien, retirarme en esos momentos de bajón, meterte en un ovillo de lana y comértelo sól@

Hay tantas personas que se encuentran en estado SOS, de verdad, que me siento frustrada de no poder hacer más, de no tener esa varita mágica para poder ayudarles en ese momento de gran dolor.

La incertidumbre está en la cabeza de todos.

Vestía de marca, utilizaba perfumes de Chanel y nunca llegó a plantearse que en el paso de unos años “eso” iba a quedar como algo inalcanzable.

Lo difícil, es estar bien en los momentos de dureza, camuflar esa realidad, porque en cierta medida estás protegiendo a los tuyos, intentando que crezcan felices y no sepan de la pobreza en la que estás metido, que no te queda apenas para comer…

Cuando miro tu cara sé que no estás bien, la comodidad, el suelo que pisamos se nos ha movido a todos, a algunos les ha tragado la tierra y otros aguantando como pueden, por eso mi reflexión: ser más amable con las personas, escuchar más... Hay gente que ha caído y sigue en el suelo, los ves sonreír, es posible, que estén haciendo el papel de la vida es bella.

¿Cuántas veces habremos escuchado; me ves sonreír, pero no estoy bien?

Hoy mi tributo a todas aquellas personas que sacan su fortaleza para seguir sonriendo a las demás, personas generosas, que se encuentran en estado de auxilio.

Deseo con todas mis fuerzas que la vida te venga de cara y te sonría.

Foto: La película "La vida es Bella"