lunes, 18 de febrero de 2013

Por Tu Talento Robado



¿Cómo proteger el valor más preciado de cada uno? ¿cómo salvaguardar nuestros sueños, los mismos que dejamos en una cuidadosa cajita, aquella en la que fuimos depositando parte de nuestra infancia, ternura e inocencia?


¿Si te dicen con 9 años que de mayor quiero ser Astronauta? sonríes de medio lado, pensando que hay un 0.01% de que eso ocurra, pero no dices nada, te quedas embobada, mirando el brillo de un sueño que reflejan sus ojos. ¿Quién soy yo para matar sus aspiraciones?

Y aquí estamos los adultos, luchando entre la aborigen diaria, toreando a capa y espada, mientras suena un pasodoble de fondo, porque sí, porque sabemos hacerlo con gracia.

Para contar la siguiente historia, de quien se pueda sentir identificado, voy a utilizar el guión de una película, rodada a finales de los 80 en Nueva York, "Armas de mujer", ¿quién no se ha sentido identificado alguna vez con la protagonista? Si te digo, Melanie Griffith encarnando el papel de una joven treintañera, secretaria, con sus estudios recién terminados en la escuela nocturna, con un gran deseo de mejorar y prosperar en el mundo de los negocios, ¿te va sonando algo?. 

Tess, entra en un nuevo puesto de trabajo como secretaria de Katherine Parker (Sigourney Weaver), una directora un poco engreída pero que parece que escucha a Tess ante sus ideas, le hacen ver a ella, un nuevo comienzo para poder prosperar, pero también descubre con el tiempo, de que no puedes confiar en nadie, y más al enterarse de que su jefa, está preparando un importante proyecto, a escondidas de ella, ya que está basado en un informe que realizó Tess y que según le había dicho Katherine no tenía ningún interés. ¿te va sonando?

¿Qué crees que hizo Tess al enterarse? Decide tomar el mando de su proyecto, usurpando el puesto de su jefa, aprovechando que ésta se ausenta por vacaciones. Valiente, inteligente e intrépida Tess, decide llevar a cabo sus planes, luchar por un proyecto que era suyo, y no permitir que se lo siguieran robando, así, una simple secretaria, tal y como la hacían sentir, luchó por su talento y confió en ella misma. 

¿Cuántas ideas, proyectos e ilusiones te han saboteado?




Este blog te lo dedico a ti, por tus ideas robadas, por tus proyectos pisoteados, por tu talento robado, No lo permitas!

 Hay que luchar por unos valores, respetar y ser respetado.


¿Qué piensas hacer?