miércoles, 4 de febrero de 2015

"Incluso cuando pierdo estoy ganando"

Todos hemos sido o hemos hecho, alguna vez, de conectores entre profesionales y empresas.

Siempre he sido consciente de la responsabilidad que conlleva, cuando un profesional colabora contigo, porque queramos o no, se está asociando su marca a la nuestra, sus conocidos, sus seguidores y eso requiere cierto respeto a la hora de hacer las cosas, no perder los valores ni la ética profesional, para no perjudicar a esas personas ni a su marca.


El comienzo de este año, me vino un nuevo proyecto y la verdad que me ilusioné, pero algo que he aprendido con los años es a tomarme las cosas con calma y saber controlar “algo” esa parte visceral “los impulsos” a la hora de hacer la cosas. Las redes sociales son maravillosas para observar e investigar, sí, el trabajo que tenía que realizar era un plan social media y estratégico para dentro y fuera de España. Su trabajo está más que reconocido y podría ser fácil, entre comillas, realizar ese desempeño. Pero ¿qué es lo que me ha hecho que al final renuncie a ese proyecto? Sus formas de tratar a las personas. No se puede tratar de imbéciles y menos avasallar a mis amigos en las redes sociales.

Me ha costado mucho trabajo el poder mantener, en el tiempo, una muy buena relación con todos los profesionales que he conocido hasta el momento. La confianza se puede perder en cero coma… Perderlo es algo que no lo voy a consentir. Los cuido y los respeto, como si de mi familia se tratara.

"Por otro lado, nunca he compartido la opinión de aquellas personas que dan preferencia al tamaño de su red, en lugar de dársela a la calidad de sus contactos. Siento decir que para mí el tamaño de mi red no importa, a pesar de que tener más contactos te pueda unir a más personas, prefiero tener menos conexiones y que éstas sean personas que realmente me aporten y a las que yo les pueda aportar"
Víctor Candel, Cuidado a que árbol te arrimas.

Prefiero seguir siendo "pobre", que perder todo lo que he ido sembrando hasta el momento. La confianza que han depositado en mí las personas lo valoro mucho más que una “supuesta” alfombra roja en Broadway. 

"Incluso cuando pierdo estoy ganando,
porque te doy todo de mí
y tú me das todo de ti"




Mantenerse firme en las decisiones, a veces, no es fácil, porque nunca se sabe que habría ocurrido.
Hoy se pierde, pero mañana... Seguramente, ganes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario